Vía de la Plata 1

La Calzada de Béjar – Fuenterroble de Salvatierra

Distancia: 20,2 km Duración: 5 horas Dificultad: 2

Etapa sencilla, plácida y con escasos desniveles, aunque casi llegamos a alcanzar los 1.000 metros de altitud. Las dos localidades intermedias cuentan con servicios de restauración. En Fuenterroble de Salvatierra encontramos, al final del pueblo, el albergue más emblemático de la Vía de la Plata, cuyo responsable, el padre Blas, lleva ofreciendo hospitalidad desde hace más de veinte años.

Salimos de La Calzada de Béjar, en la misma dirección con la llegamos ayer, dejando la iglesia a mano izquierda, tomamos la calle Vía de la Plata y salimos a una carretera local. Continuamos por ella 250 metros hasta tomar, de frente, un camino de tierra.

Cruzamos la carretera C-515 (de Béjar a Ciudad Rodrigo). Seguimos recto un largo y llano tramo por pista de tierra, pasando junto a algunos miliarios romanos.

Cruzamos el río Sangustín por una pasarela peatonal y salimos a una carretera (CM-316). La seguimos 200 metros y la dejamos por un camino de tierra a la izquierda que seguimos hasta Valverde de Valdelacasa.

Al final de la calle de la Iglesia giramos a la izquierda para ir a la carretera de Valdelacasa (DSA-243). Y por ella, y sin dejarla, llegamos en ascenso hasta dicha población.

A la entrada a Valdelacasa doblamos a la izquierda en dirección Guijuelo y, en la segunda bocacalle, giramos a la derecha.

El camino la cruza la carretera de Guijuelo (SA-214) y sigue de frente, pero los servicios de la población nos quedan a mano derecha, no demasiado lejos.

Abandonamos dicha carretera para tomar un camino de tierra a mano izquierda. En este punto el camino señalizado cambió en 2015 y ahora toma la pista en perpendicular a la carretera, en vez del camino, más directo y 400 metros más corto, que sigue dirección norte. Desconocemos el motivo del cambio. Ambos caminos se unen en menos de dos kilómetros. Dejamos una cantera a mano izquierda.

Salimos al lado de la misma carretera local que habíamos dejado (a la altura de un Stop). Si preferimos caminar por asfalto tomamos dicha carretera, en caso contrario continuamos de frente por un camino de tierra que, de todas formas, desemboca en la dicha carretera 900 metros más adelante. Y así, en descenso, llegamos a Fuenterroble. Cruzamos de largo casi todo el pueblo por la calle Larga, hasta alcanzar por fin el albergue parroquial, de vistosa fachada jacobea.